Se disfraza del increíble Hulk y no se puede quitar la pintura


Paulo Henrique dos Santos, así se llama el brasileño que corrió “el desafío por la paz” en el río de janeiro. Se pintó de verde y ahora maldice el momento en que se le ocurrió eso. El quería ir de Increíble Hulk, pero después volver a su forma humana, está claro. Pero no fue así, ahora no puede quitarse la pintura. El era un socorrista de 35 años. Se pintó de verde porqué afirmaba que le daría fuerza para la carrera.






Estuvo horas en la ducha intentando quitarse el maquillaje, pero no pudo. “Me he dado unos 20 baños y nada. Tampoco fui a trabajar en estos días. Quiero volver a la tienda donde compré la pintura para hacer valer mis derechos como consumidor” declaró el brasileño indignado.

Entonces descubrió la causa del mal. Resulta que para su ocurrencia, este hombre fue a una tienda a comprar la pintura que habitualmente se usa para maquillarse, y por error le dieron una ‘un poco más resistente’. Al final, el tipo de pintura que adquirió es el usado para pintar misiles balísticos.Cuando pensaba en demandar a la tienda y temía morir envenado por la pintura en la piel, esta comenzó a ceder poco a poco, gracias al auxilio de varios de sus amigos y familiares que con múltiples baños y remedios ‘caseros’ le pudieron quitar el color verde.

Lo nuevo en internet.


Compartir

No hay comentarios:

Publicar un comentario